Encuentros estacionales

Los encuentros estacionales ofrecen la posibilidad de conectar con nuestra  energía vital y nuestra naturaleza esencial a través del contacto directo con la naturaleza.

Cada estación nos trae unas cualidades específicas que nos permiten conectar con diferentes procesos energéticos,  ser consciente de lo que cada estación nos trae, nos ayuda a reconocer los procesos internos de forma consciente.

En los encuentros el objetivo es conectar con la naturaleza esencial, básica para la vida y dejar a un lado los procesos mentales analíticos repetitivos, y las rutinas y patrones construidos por necesidades creadas por el sistema en el que vivimos, que cada vez se vuelve más rígido y desnaturalizado y en el cual, cada vez existen menos espacios para conectar.

La intención es ser conscientes de nuestra naturaleza esencial y crear cada vez más espacio interno para esta conexión. Esto nos va a traer nuevas posibilidades más en resonancia a nuestra propia naturaleza.

Primavera

En esta estación se manifiesta lo que ha sido gestado en invierno.  Las semillas comienzan a brotar y relacionarse con el exterior.

Esto permite a nuestros proyectos  mostrarse socialmente, es tiempo de expresión, de gran belleza, de diversidad de formas, momento de renacimientos. Nuestros proyectos se muestran y relacionan con el exterior, necesidad de mostrarse y encontrar formas válidas para ello.

​Verano

Es momento de celebrar nuestro sol interno que se expande hacia fuera en esta estación, recogiendo el fruto ya maduro de todo el proceso, para disfrutarlo y compartirlo.

Es tiempo de recoger la cosecha, de reconocer tanto los frutos recogidos como los que no han podido madurar de una forma consciente.

Es momento de ir hacia fuera, de expansión, descanso, diversión, disfrute.

Es tiempo de celebrar la vida que honra nuestro proceso evolutivo.

​Otoño

El otoño es tiempo de limpiar y abonar la tierra, de soltar o dejar ir lo NO ESENCIAL.

Es tiempo de nuevos proyectos de cuidar las semillas que darán fruto en primavera, tiempo de recoger lo que tenemos (materia) de lo que disponemos después de valorar desde la experiencia del verano.

Es un buen momento de crear hábitos y disciplina para no malgastar nuestra energía.. Es tiempo de discernir, de nutrir nuestras raíces, aquellas de dónde venimos ( festividad de todos los santos)

​Invierno

Una vez sembradas las semillas nos recogemos hacia el interior donde llega el invierno, etapa de transformación interna, de recogimiento y regeneración, de descanso, toda la actividad se realiza en el interior, tiempo de gestación.

 

En cada encuentro explicamos las posibilidades y limitaciones de cada estación de forma amplia.