«Érase una mujer…»

Podemos definir “Érase  una mujer…” como un camino de autoconocimiento y crecimiento personal creativo y experiencial.

Para “Érase una mujer…” el encuentro con nuestra mujer vital se realiza desde la expresión lúdica.

Lo lúdico, como herramienta de expresión, diversión, armonía, creatividad, etc, nos permite adentrarnos, profundizar y conectar con espacios internos que normalmente permanecen ocultos, y son explorados mediante la espontaneidad y el juego. Esto nos ofrece la posibilidad de descubrir, desarrollar, reconocer, etc..  aquellos aspectos innatos que nos acercan y nos conectan a nuestra naturaleza esencial, así como reconocer y transformar aquello que nos aleja de nosotros y de la vida.

​Los objetivos esenciales

  1. Reconectar con nuestra mujer vital, conectada a sus raíces y a sí misma, como mujer individual, relacional y colectiva.
  2. Ampliar la percepción sobre ti misma y tus potencialidades.
  3. Reconocer e integrar que habilidades has desarrollado y cuales son innatas en ti.
  4. Ser conscientes de la importancia de la espontaneidad en nuestra vida, que es básica para redescubrir quienes somos en esencia y manifestar así nuestra propia naturaleza, necesaria y vital.
  5. Adentrarnos en las diferentes dimensiones personales que nos conforman, para reconocer y liberar las formas de pensamiento y las estructuras que nos limitan.
  6. Establecer una buena relación con el cuerpo, entendiéndolo como el vehículo que nos permite experimentar la vida y que contiene toda la información necesaria para nuestro proceso vital.

Las técnicas

Para adentrarnos en Érase una mujer utilizamos herramientas como el:

  1. Teatro terapéutico que parte de la gestalt y utiliza técnicas como la bioenergética, el clown, mitos, máscaras, sueños, party part, dramatización, pedagogía sistémica, técnicas de improvisación, etc.
  2. Conciencia corporal y movimiento consciente.
  3. Juego Expresivo
  4. Meditación y visualización.

«Érase una mujer …» se compone de 9 encuentros:

  1. Introductorio donde se asientas las bases.
  2. Más 7 encuentros un sábado al mes de 10h a 14h  En cada encuentro se profundiza en los diferentes aspectos que nos conforman.
  3. Un fin de semana en la naturaleza donde integramos el proceso.

*Los horarios son orientativos y pueden variar según la cantidad de personas que participan y la necesidad del grupo.

En el video presentación podrás orientarte en el proceso aunque los aspectos que tratamos se van ampliando y transformando según la evolución del propio grupo.

​La mujer energética

Profundizando en la mujer energética, abrimos ventanas al inconsciente. Por una parte revisamos creencias limitantes y aspectos que ya no forman parte de nosotras pero que están asentados de forma residual generando obstáculos que dificultan el avance evolutivo. Por la otra colaboramos a limpiar el inconsciente colectivo para poder comenzar a caminar desde un nuevo lugar.

Moon Mother

Bendición y sanación de útero.

La bendición de útero es un regalo de profunda energía transformadora desde lo Divino femenino.

  • Expande y fortalece nuestra conexión con lo Divino femenino y nuestra conciencia de su presencia, que nos ayuda a traer sus energías al mundo.
  • Ancla y enraíza la presencia de lo divino femenino.
  • Nos completa trayendo a casa el alma femenina.
  • Confirma y valida nuestra feminidad, el sentido de quienes somos verdaderamente y la libertad de ser mujeres en todas sus maravillosas expresiones y arquetipos.
  • Despierta, energiza y sana los tres centros energéticos de poder.
  • Sana los patrones profundos de nuestros ancestros y de nuestro pasado, libera esas almas que todavía se aferran a nosotras, y nos aporta poder, amor, belleza y gracia.

Próximos encuentros