Terapias

Somos energía

Nuestra salud tiene que ver con que nuestra energía pueda fluir libremente, por todos sus centros energéticos, vigorizando el cuerpo la mente y el espíritu. Expandiéndonos y contrayéndonos constantemente, para regresar a nuestro centro, en el que poder descansar, discernir, reflexionar y organizar de nuevo toda la información desde un ritmo natural.

En el momento en el que por cualquier circunstancia nuestro fluir, nuestro ritmo en esta energía expansiva/contractiva se pierde, polarizándose en algún polo, chakra, elemento, campo…. en cualquiera de sus fases se va a producir un desequilibrio que podrá afectar a diversos niveles en nuestra vida.

Es importante que seamos conscientes de nuestra energía y de cómo se desarrollan nuestros procesos internos, ya que si nos «desconectamos» del cuerpo y de nuestro sentir, la ruptura del campo energético puede alcanzar grandes distancias, separándonos de nuestra fuente de vida, generando una cada vez mayor des-conexión con nuestra alma y desgastando nuestro cuerpo, nuestra psique y entrando en procesos de ansiedad, confusión, estrés, desequilibrios mentales y o emocionales, etc.

Es conveniente que estemos atentos, que seamos conscientes, que busquemos respuestas y soluciones a nuestros desequilibrios, para que estos sean tan solo desequilibrios y no se conviertan en enfermedades más graves, que puedan impedir una vida plena, viva y constante.

Cuando un desequilibrio se hace mayor, tanto que ocupa demasiado espacio en nuestra vida hemos de preguntarnos que anda mal. El problema viene en que la mayoría de las veces dado el ritmo de vida, se hace difícil escucharse, sentirse, ordenarse, calmarse…. y así, infinidad de ses .

Ante demasiadas exigencias externas (por no hablar de las internas) nos insensibilizamos y perdemos el contacto con nosotros mismos, lo peor es que a veces ni tan siquiera somos conscientes de ello, hasta que, la vida de pronto nos avisa de un modo poco suave, que o paramos o ella nos para.

Cuando existe una desconexión importante sea por el motivo que sea, para conectar de nuevo con la vida, es importante el amor hacia uno mismo, el amor, es la llave hacia la salud,  el amor que te tienes, el amor que compartes, el amor que recibes. De este equilibrio depende creer en la vida, llenarse de esperanza y sentirse viva/o, necesaria/o, reconocida/o  y avanzar en el propio proceso desde una nueva visión más amplia y sostenible.

Terapias Individuales

Nutrigenómica

Nutrigenómica

Nutrigenómica es la ciencia que define la relación entre la dieta y nuestra respuesta determinada...

leer más
Flores de Bach

Flores de Bach

Terapia VibracionalA través de las flores de Bach, California y Australia.Su objetivo principal es...

leer más
Coaching

Coaching

Resolución de conflictosEs una práctica que atiende los asuntos humanos con un enfoque...

leer más
Polaridad

Polaridad

¿Qué es la Terapia de Polaridad?Es un sistema holístico cuya función es restablecer el flujo...

leer más
Reiki

Reiki

El Reiki es una técnica japonesa con la cual a través de la imposición de manos incidimos sobre...

leer más

Así que os animo a escucharos y a que aprendáis a discernir de cuanto espacio interno disponéis, como esta ese espacio interior: limpio, contaminado, triste, alegre, en paz, vacío, lleno de trastos viejos, de confusión, de certezas…etc.

“Nadie sana siendo la misma persona, la sanación es un viaje de transformación personal”
Buda

La transformación personal puede y tienen efectos globales. Como vamos, así va el mundo, el mundo somos nosotros. La revolución que salvará el mundo es, a la larga, personal.   Marianne Williamson

Terapias Grupales